Waiting for

12 octubre, 2014

Te esperaba,
sin conocer cómo ni el porqué, pero
te esperaba, sin saber si vendrías
te esperaba, mi cuerpo no te sentía
mas mi mente te deseaba, y yacías
entre el cielo y el suelo, nadando
sin alas, y ya nunca me tendrías
si volabas, y me confundí con otras
muchas, mientras tú te escapabas,
aunque no siempre te escondías
cuando yo te buscaba, y de tanto
buscarte, o esperarte, finalmente encontré
la nada…

Guerrillero Urbano
A Marejada, porque no hace falta esperar a una diosa,
simplemente se cree, o no, en ella...
El rapto de Europa (Jorge Martínez)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *