The city

30 marzo, 2015

Paseando a cuchillo por la gran manzana
me siento como un mal poeta en Nueva York,
perdiendo mis pasos en infinitas avenidas
numeradas por ordinales números, mi amor,

me pierdo en miradas siempre hacia el cielo
de color gris nublado, solo a veces color sol,
y tuve ocasión de verte en los muchos cuadros
que magnates compraron arrancando el corazón

a pintores y artistas que ayer se ofertaron,
que no fue solo Dalí el que entonces se vendió,
y tras fumar picassos, chiricos y matisses
decidí finalmente que lo nuestro se acabó.

Entendí que Nueva York era una ciudad
a la que todos quieren hacerle el amor,
pero por mucho que esta Odisea persevere
yo ya nunca jamás buscaré la ocasión.

Guerrillero Urbano
A este "adieu" anestesiado por "La Ciudad"
Brooklyn Bridge, New York (Maja Wrońska)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *