No-lugar

04 septiembre, 2015

Transitar un verano
sin encontrar transito,
tener que refugiarme
sin ser refugiado,
y seguir sin embargo
en guerra.

Seguir en guerra
conmigo mismo,
disuadirme
de mis anhelos,
corregirme los errores
por enésima vez,
esconderme
en mi propia trinchera,

huir despavorido
intentando escapar,
aunque tan solo girara
en rededor de una isla
remota.

Querer estar a salvo
oculto en volcanes,
o debajo del mar
rodeado de tiburones,

vivir este mundo
tal vez infeliz,

para poder respirar,
al fin tranquilo,
teniendo certeza
que ese ojo tuyo,
de vil gran hermano,
ya no me acecha.

Guerrillero Urbano
A todos los refugiados aún sin refugio
Timanfaya por Tremesana (Jorge Marsá)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *