07 febrero, 2015

Una capa puede cubrirlo casi todo,

tu cuerpo, hasta tu cara,
el frío en invierno
y tu sudor en verano,
mi vista del cielo,

tus mentiras, hasta las malas,
esos gélidos «te quiero»,
y solo de vez en cuando
la falta de sexo,

tu corazón, hasta el alma,
tu orgullo ecléctico
y tus egos prestados,
esos que yo no veo…

Pero esa capa nunca podrá
cubrir el suelo que has pisado,
que quedó parasiempre árido,
como si estuviera muerto.

Guerrillero Urbano
A Paola Toscano, mujer de capa sin espada
La mona Lisa (Leonardo da Vinci)