16 febrero, 2015

Salvador Dalí
escribió hace mucho tiempo
que el amor que le profesaba
a Gala
estaba por encima
del que sentía
por su propia madre,
por su padre,
por Pablo Picasso
e incluso, por el dinero.

Cuando días atrás lo leí,
descubrí súbitamente
que exactamente esa enfermiza dolencia
yo también la había padecido.

Guerrillero Urbano
A los nombres que engendran sentimientos
Leda Atómica (Salvador Dalí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *