23 horas

29 julio, 2014

23 horas en 10 años
que nunca comenzaron,
que perecen precoces
sin saber resucitar,

un temprano amanecer
que temió despertar solo,
gastado en una noche
que no quisimos quemar,

una playa inundada en mar
del marrón y blanco de tus ojos,
bajo un plácido cielo
de su falso color cian,

un rayo de Benedetti
en tu fina piel caoba,
una canción de Sabina
en un click dado al azar,

En tiempos que mis mentiras
con amén, se hacen verdades,

porque al final de esta historia
aun nos queda una hora más…

Guerrillero Urbano
A la hora que aun nos quedaba...
Sola frente al mar (Raúl Tamarit)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *