100 maneras de ser dios

14 abril, 2015

Hoy he sentido al despertar
100 maneras de ser dios,
pensé morir en la hoguera
y en la crucifixión,
pintar un gran cuadro,
componer una canción,
tener un papel secundario
en tu obra de teatro sin telón,
ser poeta, literato, dramaturgo
o tal vez el director
del circo de las estrellas
que es solo nuestro, mi amor,
todo ello subvencionado
por contribuyentes como yo,
vender humo sin valor
agazapado en tu rincón,
o alimentar egos gratuitos
sintiéndome un ratón,
llegar a 100 formas diferentes
que podrían ser un millón.

He soñado en blanco y negro
en parar el tiempo con mi reloj,
he dibujado tu cara
con mis manos al viento
y he decido decir no,
he decido ser dios
pudiendo siempre decir no,
contradecir tu voluntad
desde mi representación,
ser Genghis Khan a caballo
su caballo en erección,
“atilar” tu deseo,
bailar desnudo en tu balcón,
ser tu digno atropello
el que robó sin traición,

el que siendo magnánimo
pudo regalar su corazón,

y hasta 100 maneras soñé
100 maneras de ser dios,
y todo ello lo hice yo
sin llegar a otra conclusión

distinta:

y es que dios no existe...

Guerrillero Urbano
A esa Tercera República, hoy con mayúsculas
Alegoría de la Segunda República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *